Preparación al Parto

Las sesiones de fisioterapia las realizaremos a partir del 4º mes de embarazo

El embarazo provoca la relajación y el debilitamiento de los músculos abdominales y del suelo pélvico. Nuestra labor en esta etapa será fundamentalmente preventiva, teniendo como objetivo principal, el mantenimiento del tono muscular de estos grupos musculares; intentamos que la mujer llegue al momento del parto en las mejores condiciones físicas posibles, con el fin de evitar y/o paliar las lesiones provocadas en el proceso.

Recuperación Post Parto

Tras el parto, la fisioterapia perineal tiene como objetivos:

- Recuperar los tejidos afectados
- Aumentar el tono de la musculatura abdominal y perineal
- Tratar las posibles patologías que puedan aparecer.

Durante los tres primeros días después del parto y solo si la paciente ha hecho la preparación al parto, se realizaran ejercicios específicos que ayudaran a la mujer a que el periodo de involución del útero (vuelta a la normalidad) sea mas rápido.

Realizaremos una primera valoración del suelo pélvico a las 6 semanas (en el caso de que el parto sea natural) y entre la octava y la décima (en el caso de que el parto sea por cesárea); aquí evaluaremos el estado general de la musculatura pelviana y abdominal, así como las posibles secuelas que hayan podido aparecer tras el parto:

- Cicatrices de episiotomía, desgarros musculares o cesáreas.
- Descensos o prolapsos de vísceras pélvicas: cistocele, histerocele, rectocele…
- Pérdidas de orina, gases y/o heces.

Por todo esto, se realizará un tratamiento individualizado.